Office of the Attorney General News Release Archive



miércoles, 3 de octubre del 2001

CORNYN ESTABLECE ACUERDO RELACIONADO A ACCION LEGAL ANTERIORMENTE ANTEPUESTA CONTRA EMPRESA FABRICANTE DE FARMACOS

A Texas le corresponde parte de la multa que será pagada por la entidad demandada

AUSTIN - El Procurador General de Texas, John Cornyn, hoy informó que ha logrado un acuerdo preliminar con la compañía TAP Pharmaceutical Products, Inc., en un caso que surgió al ser acusada la entidad por defraudar al programa gubernamental Medicaid. Como parte de un acuerdo celebrado entre 50 estados y el Distrito de Columbia, TAP pagará 57 millones de dólares en reembolsos y multas. Al Estado de Texas le corresponden 3.43 millones de dólares. Al ser descontadas las contribuciones federales al programa Medicaid de Texas, el Estado recibirá 1.35 millones de dólares. TAP también pagará una multa de 290 millones de dólares y 528 millones de dólares adicionales como compensación al gobierno federal.

El caso TAP es parte de una investigación estatal pendiente, la cual está siendo llevada a cabo por la Procuraduría General y la Comisión de Salud y Servicios Humanos de Texas (Texas Health and Human Services Commission). Se alega que la compañía le ofreció a médicos y urólogos, dosis gratuitas de la medicina llamada Lupron. Sin embargo, al supuestamente regalarle estos ejemplares gratuitos a los médicos, la entidad conscientemente entregaba facturas correspondientes ante los programas Medicare y Medicaid, cobrando por el costo total de la medicina. Lupron es un fármaco principalmente usado para tratar cáncer de la próstata.

"Un fabricante de fármacos que sube el precio que ellos mismos reportaron para sus productos, esencialmente está robando desde los bolsillos de los contribuyentes de impuestos", dijo el Procurador General Cornyn. "No voy a tolerar esta manera de manejar negocios".

En septiembre del año en curso, la compañía Bayer logró un acuerdo legal con Texas, 46 otros estados y el Departamento de Justicia de los Estados Unidos (U.S. Department of Justice) tras alegatos de haber aumentado los precios que cobraba por productos sanguíneos entre 1993 y 1999. Han también sido acusadas las empresas Dey, Inc., Roxane Laboratories, Inc. y Warrick Pharmaceuticals Corporation por participar en una alegada estrategia, diseñada para que tales compañías dominaran el mercado de fármacos que son usados para tratar padecimientos respiratorios. El estado ha solicitado ante tribunales que las tres compañías paguen un total de 79 millones de dólares en multas y reembolsos por tales actividades.

"Le estamos dando seguimiento a éstos y demás casos, en los cuales se han alegado estrategias indebidas", agregó Cornyn. "Es importante restaurar la integridad en programas gubernamentales que han sido manipulados y abusados".

- 30 -


Enlace para los medios de comunicación en español: Paco Felici al (512) 463-4501, espanol@texasattorneygeneral.gov
Go to Top