Office of the Attorney General News Release Archive

jueves, 2 de noviembre del 2000

CORNYN INFORMA QUE HA SIDO LOGRADO ACUERDO CON COMPAÑIA PRODUCTORA DE JUGO DE NARANJA

La acción legal protege a los consumidores en Texas contra productos alimenticios cuyas etiquetas contengan información equivocada

AUSTIN - El Procurador General de Texas, John Cornyn, hoy informó que ha sido ratificado un acuerdo legal de garantía de cumplimiento voluntario (assurance of voluntary compliance, AVC) entre el Estado y la compañía Southern Foods Groups, la cual es dueña de las empresas lecheras Oak Farm Dairy, Schepps Dairy y Foremost Dairy. El convenio fue entablado ante una Corte de Distrito Estatal en Austin, y mediante tal acuerdo se resuelven alegatos de etiquetas inconformes que fueron aplicadas a envases de jugo de naranja elaborados por Southern Foods.

Southern Foods y sus filiales elaboran bebidas, entre ellas el jugo de naranja, y distribuyen tales productos a varias tiendas en Texas y demás estados. El Departamento de Salud de Texas (Texas Department of Health, TDH) controla el contenido de las etiquetas que sean aplicadas a ciertos alimentos, inclusive aquellos distribuidos por Southern Foods. El Estado y el Departamento de Salud alegan que Southern Foods no cumplió con las leyes de etiquetado, al declarar en ciertos envases de jugo de naranja que tal producto era "UNA BUENA FUENTE DE CALCIO," cuando en realidad carecía tal mineral.

Bajo las condiciones del acuerdo, la compañía asegura que cumplirá con lo siguiente:

  • no se dedicará a la venta, mercadeo o distribución de productos alimenticios mal etiquetados;
  • no se dedicará a la venta, mercadeo o distribución de productos alimenticios en cuyas etiquetas no aparezca información exacta sobre cada declaración sobre el valor nutritivo de tal alimento;
  • elaborará normas y procedimientos para controlar en una forma mejor la información que aparece en las etiquetas de sus productos.

Al ratificar este acuerdo, Southern Foods voluntariamente le asegura al Estado y al Departamento de Salud de Texas que, a partir de la fecha en que sea firmado el documento, la empresa no llevará a cabo las malas representaciones de sus productos, conforme lo que aquí se ha citado. Asimismo, el Estado recibirá 250,000 dólares en multas civiles que se impusieron contra la compañía, y también como reembolso por los gastos legales y de investigación incurridos por la Procuraduría General y el Departamento de Salud de Texas, al darle seguimiento a este caso.

Esta acción legal fue manejada por la Subprocuradora General Leela Fireside, adscrita a la sucursal de Austin de la División de la Procuraduría General para la Protección al Consumidor.

- 30 -


Enlace para los medios de comunicación en español: Paco Felici al (512) 463-4501, espanol@texasattorneygeneral.gov
Go to Top