Office of the Attorney General News Release Archive

martes, 1 de agosto del 2000

CORNYN INFORMA QUE SE HAN LOGRADO ACUERDOS LEGALES CON LAS COMPAÑIAS ASEGURADORAS ALLSTATE

La acción legal surgió a raíz de prácticas injustas para cobrar deudas

AUSTIN - El Procurador General de Texas, John Cornyn, hoy informó que se han celebrado

acuerdos legales con las compañías aseguradoras Allstate Insurance Companies y la agencia de cobro de deudas usada por tales empresas, Credit Control Services, Inc., en lo referente a las prácticas para el recaudo de deudas desempeñadas por la agencia de cobro contra personas que se habían involucrado en accidentes automovilitcios con clientes de Allstate y que, según el parecer de la compañía, fueron los que causaron tales accidentes. Los acuerdos se lograronal ser ratificada una Garantía de Cumplimiento Voluntario (Assurance of Voluntary Complaince), entablada hoy ante una Corte de Distrito Estatal en el Condado de Travis.

Los acuerdos se lograron después de que la Procuraduría General investigó alegatos que señalaban que Allstate y Credit Control Services usaban tácticas engañosas para cobrar cantidades de subrogación contra personas que, según Allstate, carecían seguro de auto. Un reclamo de subrogación surge cuando una aseguradora le proporciona un reembolso a su propio cliente, y luego trata de recuperar tal cantidad a través de la parte que, según el parecer de la compañía, causó el accidente.

"Las compañías de seguros tienen el derecho de cobrar las cantidades que piensen que les correspondan, pero también se ven obligadas a conformarse a la ley," dijo el Procurador General Cornyn. "No serán toleradas las prácticas engañosas para cobrar dinero."

El Procurador General alegó que la correspondencia enviada por Credit Collection Services, a nombre de Allstate, falsamente indicaba que el reclamo de subrogación presentado por Allstate podía ser entregado a una agencia de reporte de historiales de crédito, o implicaba que cualquier persona que no pagaba la cantidad correspondiente inmediatamente podía perder su licencia de manejo por haber violado la ley estatal de responsabilidad financiera. Sin embargo, las cantidades exigidas por Allstate a través de la compañía de cobro de deudas en realidad eran reclamos, y no verdaderas deudas. Tales cantidades no pueden aparecer en un reporte de crédito como deudas incobrables, y en muchos casos tales reclamos equivalían a menos de mil dólares-la cantidad mínima de una deuda antes de que se pueda proceder con los trámites para suspender una licencia ante el Departamento de Seguridad Pública de Texas (Texas Department of Public Safety). Ambas compañías niegan haberse involucrado en actividades ilegales.

Allstate y Credit Control Services se han conformado, en lo referente a los acuerdos de subrogación, a cumplir con las siguientes condiciones cada vez que entren en contacto con terceros:

- en lo relativo a cualquier reclamo de subrogación, las compañías no implicarán que éste sea una deuda, obligación crediticia o cualquier otro asunto que pueda afectar la valoración de crédito de la persona con quien entraron en contacto;

- las compañías no pueden reportar o revelar ningún reclamo de subrogación a ninguna oficina de reporte de historiales de crédito;

- al comunicarse con terceros, las compañías no pueden usar el término "acción pendiente" sin dar a saber exactamente cuál tipo de acción se llevará a cabo y qué sucederá dentro de un plazo establecido;

- las compañías no pueden afirmar que se hizo una determinación de responsabilidad contra el tercero, sin informar que tal determinación la hizo Allstate;

- las compañías no pueden implicar que es ilegal no cooperar con una actividad para cobrar una deuda, y tampoco pueden implicar que el no responder a su comunicado resultará en que el destinatario legalmente se vea obligado a pagar el reclamo de subrogación;

- las compañías no pueden implicar que la persona debe responsabilizarse por una deuda bajo un reclamo de subrogación, simplemente debido al hecho de que tal persona no tenía cobertura de seguro; y

- las compañías no pueden implicar que alguien puede perder su licencia de manejo si la cantidad bajo cuestión es menos de mil dólares.

Credit Control Services pagará 25,000 dólares y Allstate pagará 50,000 dólares a favor de la Procuraduría General, como reembolso de los gastos legales y de investigación incurridos por la dependencia.

El caso fue manejado por el Subprocurador Jim Wenzel, adscrito a la Sección de Prácticas de Seguros de la División de la Procuraduría General para la Protección al Consumidor (Insurance Practices Section of the Attorney General's Consumer Protection Division).

- 30 -


Para mayores informes, póngase en contacto con Mark Heckmann, Heather Browne, o Tom Kelley al (512) 463-2050
Go to Top