Office of the Attorney General News Release Archive



jueves, 13 de enero de 2000

CORNYN Y GARZA INFORMAN QUE SE HA LOGRADO ACUERDO LEGAL POR 35 MILLONES DE DOLARES CON KOCH INDUSTRIES


Es la más grande multa lograda bajo las normas ambientales de los Estados Unidos y Texas

AUSTIN - El Procurador General de Texas, John Cornyn; el Comisionado de Ferrocarriles de Texas, Tony Garza; el Departamento de Justicia de los Estados Unidos (U.S. Department of Justice DOJ); y la Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos (U.S. Environmental Protection Agency, EPA), hoy informaron que se ha logrado un acuerdo legal con la entidad Koch Industries. Como parte de este acuerdo se impone la más grande multa civil librada bajo el Acta Federal de Aguas Limpias (Clean Water Act), y también se piensa que la sanción corresponda a la cantidad más grande recabada por Texas conforme a las leyes ambientales del estado.

El caso surgió como resultado del derrame de 41 mil barriles de petróleo causado por Koch en el Estado de Texas entre 1990 y 1997-una cantidad que equivale al consumo anual de petróleo por 1,900 texanos. El Estado de Texas recibirá 17.5 millones de dólares recabados por el acuerdo.

"Este acuerdo, y su multa correspondiente, son una señal de aviso contra los que contaminan, al hacerle saber que los derrames de petróleo no pueden ser considerados casualmente por tal industria simplemente como parte de sus gastos para el manejo de sus negocios. Continuaré a perseguir a personas y entidades que contaminen y que perjudiquen la salud y seguridad de la gente de Texas," señ aló el Procurador General Cornyn.

"Aunque continuaré apoyando la industria de energía de Texas, espero que el mensaje que estamos difundiendo el día de hoy sea claro: Si contaminan el agua, la tierra y demás recursos naturales de Texas, le harán frente a las consecuencias correspondientes," indicó el Comisionado Garza.

A través del acuerdo logrado hoy se concluyen dos demandas antepuestas contra Koch Industries, la más grande compañía privada de los Estados Unidos. En las demandas se alega que las fracturas en los oleoductos operados por Koch causaron más de 300 derrames de petróleo, de los cuales 106 ocurrieron en 28 condados de Texas. Se estima que hubo 600 d ías en los cuales ocurrieron derrames, causando un flujo de 41,000 barriles de petróleo crudo. Tres mil de estos barriles se esparcieron por la costa de Texas. Las pruebas señalaron que los derrames fueron el resultado de varios factores que podrían haberse prevenido, entre ellos la corrosión, la operación indebida del equipo y la falta de inspecciones.

Conforme al acuerdo, Koch debe remediar los derrames enumerados en las demandas. Asimismo, el acuerdo le obliga a Koch de revisar todos sus oleoductos y reparar o reemplazar aquellos que no se adhieran a los estándares correspondientes. También se requiere que Koch implemente un programa para la prevención y detección de derrames en sus oleoductos; un nuevo programa de mantenimiento e inspección; y un programa de entrenamiento para sus empleados, en el cual se abarcan el control de corrosión, el mantenimiento y la detección de derrames. Cada uno de estos programas debe ser implementado dentro de 90 días. El acuerdo señala que un auditor independiente revisará estas nuevas medidas, para asegurar que la compañía se haya adherido a las medidas del acuerdo.

Seis millones de dólares recibidos por Texas bajo la demanda serán aportados al Fondo de Limpieza de Campos Petroleros, el cual es manejado por la Comisión de Ferrocarriles de Texas (Railroad Commission's Oil-Field Cleanup Fund); 3 millones de dólares serán entregados al Fondo para la Protección de la Costa, suministrado por la Oficina General de Hacienda de Texas (General Land Office's Coastal Protection Fund); y 2.5 millones de dólares para respaldar los proyectos ambientales manejados por la Comisión de Conservación de Recursos Naturales de Texas (Texas Natural Resource Conservation Commission, TNRCC).

Entre los proyectos ambientales suplementarios de la TNRCC figuran los siguientes:

1.5 millones de dólares para el Programa de Bahías y Estuarios Costeros (Coastal Bend Bays & Estuaries Program), una organización sin fin de lucro dedicada a la protección de las bahías y estuarios.

500,000 dólares para la entidad Resource Conservation and Development, Inc., organización sin fin de lucro dedicada a la reparació n de sistemas de tratamiento de aguas negras en hogares y escuelas rurales en los condados de Wilson y Gregg.

350,000 dólares para el Departamento de Bomberos de Corpus Christi, para la compra de un vehículo especial para acudir a llamadas de auxilio en las cuales haya materiales peligrosos.

150,000 dólares para el Comité de Planificación de Emergencias Locales en la Ciudad de Corpus Christi y el Condado de Nueces (Corpus Christi/Nueces County Local Emergency Planning Committee, LEPC) para adquirir sistemas de alerta en zonas ubicadas cerca de centros de industria química.

Además, para apoyar uno de los proyectos ambientales suplementarios, será usado un millón de dólares por la EPA para establecer el Proyecto de Educación Sobre la Seguridad de Oleoductos en Texas, Oklahoma y Kansas (EPA Pipeline Safety Education Project in Texas, Oklahoma, and Kansas). Este proyecto ha sido diseñado para educar a la comunidad y las industrias reguladas por estas normas sobre los mejoramientos que se están llevando a cabo en la operación y el mantenimiento de oleoductos, lo que ayudará a reducir o eliminar los derrames.

El Departamento de Justicia originalmente antepuso una demanda federal contra Koch Industries a nombre de la EPA y la Guardia Costera de los Estados Unidos (U.S. Coast Guard). La acción legal fue presentada ante la Corte Federal radicada en Houston, en abril del 1995. En la demanda se alegaba que Koch había violado el Acta Federal de Aguas Limpias, ya que se habían manifestado 297 derrames entre 1990 y 1995. La Procuraduría General de Texas se integró a la demanda en febrero del 1997.

En julio del 1997, el Departamento de Justicia antepuso una nueva demanda contra Koch Industries a nombre de la EPA y la Guardia Costera, esta vez ante la corte federal radicada en la ciudad de Tulsa. A petición de la Comisión de Ferrocarriles, la Procuraduría General de Texas se integró a la demanda antepuesta en Tulsa en octubre del 1997. Tal caso abarcaba 15 derrames adicionales, entre ellos cinco que ocurrieron en Texas.

El acuerdo anunciado hoy será presentado ante la Corte de Distrito Federal del Distrito Sur de Texas, División de Houston.

- 30 -


Póngase en contacto con Mark Heckmann, Heather Browne, o Tom Kelley al (512) 463-2050