Office of the Attorney General News Release Archive



viernes, 17 de diciembre de 1999

CORNYN INFORMA QUE SE HA LOGRADO ACUERDO LEGAL POR UN MILLÓN DE DOLARES CON CASH TODAY--ENTIDAD DEDICADA A LOS "PRESTAMOS DE DÍA DE PAGA"


Las entidades llevan a cabo reembolsos a favor de los consumidores y se conforman a darle fin a tácticas ilegales

AUSTIN - El Procurador General de Texas, John Cornyn, hoy informó que se ha antepuesto una orden judicial permanente para darle fin a ciertas actividades comerciales llevadas a cabo por la compañía Cash Today, la cual se dedicaba a extender "préstamos de día de paga" al consumidor. Conforme al acuerdo, la compañía, la cual cuenta con sucursales por todo el estado, pagará un millón de dólares a favor de los consumidores de Texas, y también abandonará sus servicios de préstamos conocidos como "deposito aplazado" y "préstamos de día de paga" (conocidos en inglés respectivamente como "deferred deposit" y "payday loans").

"Este tipo de préstamo abusivo es ilegal en Texas, y las compañías que continúen a usar esta táctica le harán frente a consecuencias graves," puntualizó el Procurador General Cornyn.

"Este acuerdo es una victoria para el consumidor, y le envía un mensaje inequivocable a aquellos que se involucran en esta descarada forma de extender préstamos, la cual es ilegal según las leyes del estado," subrayó Leslie Pettijohn, Comisionada de Crédito al Consumidor, al alabar los esfuerzos del Procurador Cornyn.

Los "préstamos de día de paga" generalmente son préstamos a corto plazo y llevados a cabo por prestamistas que no cuentan con licencias. Las cantidades ofrecidas pueden llegar a ser hasta varios cientos de dólares con tasas de interés extremamente altas--las cuales varían entre el 650 y 1,000 por ciento anual. La ley de Texas le prohíbe a los negocios sin licencia de prestamista de extender préstamos con un interés mayor al 10 por ciento. Los prestamistas acusados conforme a esta acción legal generalmente le extienden préstamos a familias con bajos ingresos, las cuales le hacen frente a apuros económicos a corto plazo, que no tienen dinero ahorrado y dependen totalmente de cada cheque de paga, o que no tienen acceso a las normales fuentes de crédito.

El 12 de mayo del año en curso, la Procuraduría General y el Comisionado de Crédito al Consumidor antepusieron una demanda ante la Corte de Distrito Estatal en el Condado de Travis, en la cual se alegaba que las sucursales Cash Today habían cometido usura (cobro de intereses excesivos por préstamos), manejo de préstamos no autorizados e indebidas tácticas para el recaudo de deudas, entre demás violaciones del Código Financiero de Texas, el Acta Contra Prácticas Comerciales Engañosas y el Acta Texana para el Recaudo de Deudas.

Cash Today atraía a nuevos clientes mediante publicidad en la cual se ofrecía dinero en efectivo. Los consumidores subsecuentemente tenían que entregar cheques a favor del prestamista, con alrededor de un 33 por ciento adicional a lo que se había prestado, y el prestamista se conformaba a quedarse con el cheque por un plazo de dos semanas. Al vencerse las dos semanas, el consumidor podía solicitar que el cheque fuera cobrado o podía pagar 33 dólares adicionales por cada 100 dólares prestados, y de tal forma el negocio se quedaría con su cheque por dos semanas adicionales sin cobrarlo. Al calcularse por un año, el cobro de 33 por ciento de interés cada dos semanas llega a ser un interés anual de 860 por ciento.

El verdadero costo de estos préstamos "fáciles" es el hecho de que los consumidores caen en la trampa de siempre estar pagando interés, sin poder saldar la deuda original. Al verse amenazados con la posibilidad que los cheques que dejaron como empeño sean depositados cuando no cuentan con dinero suficiente en el banco para pagar tales cantidades, muchas veces le obliga a consumidores desesperados de caer en un ciclo de pedir todavía más dinero prestado, simplemente para saldar la deuda por el interés.

Generalmente esto resulta en gastos adicionales contra el consumidor, ya que no tiene el dinero en su cuenta para saldar otros cheques y consecuentemente demás comerciantes pueden imponer cobros adicionales. El consumidor también formará parte de la lista de alerta de servicios de verificación de cheques tales como Telecheck.

Además, Cash Today exigía que sus clientes firmaran un documento conforme al cual se comprometían a no declararse en bancarrota, no obstante el hecho que esto es un derecho que se garantiza conforme a las leyes estatales y federales. Cash Today también le obligaba a sus clientes, en caso de declararse en bancarrota, de no nombrar a Cash Today como uno de sus acreedores--aunque tal omisión de información es un delito.

Cash Today y sus filiales operan alrededor de 60 sucursales en Texas bajo varios nombres, inclusive"Cash Today," "Cash Now," "Cash One," "Cash Box," "Cash in Minutes," "Cash Boys," "Cash Club Sales of Texas," y "Title Mart."

La demanda fue antepuesta a solicitud de la Comisionada Pettijohn y fue manejada por la Subprocuradora Ann Hartley, integrante de la División de la Procuraduría General para Acciones Financieras. También participaron los subprocuradores Brad Schuelke y GaryNorton, integrantes de la División de la Procuraduría General para la Protección al Consumidor.

La Comisión de Crédito al Consumidor también solicitó que fueran manejadas acciones legales contra las entidades EZ Cash and Quick Cash, las cuales fueron demandadas este año. Se programa iniciar el juicio el día 14 de febrero del 2000 en la Corte de Distrito Federal en el Condado de Hidalgo.

Conforme a la ley de Texas, no es posible obligarle a la gente a adherirse a contratos por préstamos con intereses de usura. A los consumidores que les sirve un adelanto de dinero se le anima considerar alternativas legales más económicas -- adelantos por tarjetas de crédito, préstamos por asociaciones de crédito ("credit unions," en inglés), prestamistas que sí cuentan con las licencias debidas, o pedir préstamos a través de miembros de la familia o amistades-- y de tal manera evitar un ciclo de deuda perpetua. Los consumidores que opinan que están pagando demasiado interés por un préstamo deberían acudir a un abogado privado. También pueden anteponer una queja ante la División de Protección al Consumidor llamando gratuitamente al 1-800-621-0508 para solicitar un formulario de queja. También se puede telecargar uno a través de la página Internet de la Procuraduría General al www.oag.state.tx.us. Los formularios son disponibles en español e inglés.

- 30 -


Póngase en contacto con Ted Delisi, Heather Browne, o Tom Kelley al (512) 463-2050